Logística promocionalEvitar errores logísticos en una promoción

15 de septiembre, 2020
https://www.directia.es/wp-content/uploads/2020/09/Directia-evitar-errores-logisticos-1280x720.jpg

Evitar los errores logísticos es imprescindible para no perder la rentabilidad de cualquier tipo de campaña promocional. La logística promocional genera necesidades propias y específicas, diferentes a las de otras disciplinas de la logística. Contar con un operador logístico especializado en logística promocional será clave y marcará la diferencia en términos de cumplimiento y rentabilidad de la campaña.

Las necesidades específicas del material promocional derivan de su propia naturaleza. A la hora de poner en marcha una promoción en el punto de venta, además del equipo humano, la tecnología y el conocimiento sobre el sector, se generan materiales ad hoc para acompañar a la campaña: PLV, displays, stoppers y otros elementos físicos han de ser almacenados, transportados e implantados en el lugar de la promoción de manera exhaustiva y cuidadosa. Por lo general, estos materiales, al no tratarse de producto destinado a la venta y a diferencia de estos, no suelen ir identificados mediante código de barras. Para poder identificar y trazar el estado de estos materiales, son muchas las soluciones que pueden ponerse en marcha, desde un etiquetado detallado hasta el uso de tecnologías RFID (identificación por radiofrecuencia), etc.

La trazabilidad y el control de stocks son dos conceptos imprescindibles que todo operador logístico especializado en logística promocional y logística de apoyo a redes comerciales debe conocer en profundidad. De existir una falta de trazabilidad o un problema en el control del stock, pueden darse errores logísticos que deriven en última instancia en sobrecostes. Estos sobrecostes derivados de errores logísticos tienen la capacidad potencial de minimizar la rentabilidad de cualquier campaña o promoción.

Una vez implementada la campaña y puesta en marcha en el lugar de la promoción, ya sea este la calle, un punto de venta, un lugar de afluencia de personas, etc., la logística promocional tiene aún mucho que decir. El desmontaje y la recogida de estos elementos es tan relevante como su implementación. Tras el uso del material promocional o tras el fin de la promoción en sí misma, debemos poner en marcha la logística inversa del mismo, que comience por el desmontaje y continúe con el almacenamiento de dicho material.

En un contexto como el actual, en el que por suerte continúan ganando valor conceptos como el de la sostenibilidad, este desmontaje, transporte y almacenamiento pueden continuar con la reparación y la reutilización del material promocional. En última instancia, y si el material no se va a volver a utilizar, cobrará importancia el reciclaje de los elementos.

En definitiva, para las empresas que llevan a cabo promociones asociadas al uso de materiales, contar con un operador logístico especializado en este tipo de cuestiones —y que tenga la capacidad de controlar stocks, almacenar, distribuir, transportar, implementar, desmontar, recoger y reparar— supondrá un gran beneficio en términos de rentabilidad de su marketing promocional.

© Mediapost Spain SL 2015. Todos los derechos reservados